Leyendas

El Puente del Diablo.

La leyenda cuenta que existía un hombre muy enamorado de una mujer que vivía del otro lado del puente (del lado de zapotlanejo) y todos los días cruzaba el rió en canoa para poder verla, hasta que un día el rió creció y arrecio tanto que era imposible cruzarlo

Así este hombre en su desesperación grito que le vendería su alma al diablo con tal de poder verla de nuevo y a si el mismo diablo se le presento aceptando su oferta con la condición de que el diablo terminaría el puente en una noche antes de que cantara el primer gallo así el podría ir con su mujer y después entregar su alma.

Pero el diablo no contaba con que el joven lo estaba vigilando y ya para amanecer faltando para colocar la última piedra el joven la robo para evitar así que el diablo completara su labor, al darse cuenta de la treta que le tramo el joven, el diablo maldijo el puente advirtiendo que siempre ocurrirían muertes alrededor de el y que jamás seria completado.

El puente del diablo

El puente del diablo

 

La Carreta

Se cuenta que por las noches en ciertas partes del pueblo se escucha rodar una carreta a todo galope y donde la carreta se estrelle es seguro que alguien muere en el lugar, personalmente jamás he escuchado nada pero varias personas en el pueblo si, además comentan que si cometes la osadía de intentar verla es seguro que terminara por estrellarse en tu casa.

Carreta de la muerte

Carreta de la muerte

 

La Llorona

Como todos ya saben esta leyenda es muy comun en casi todos los pueblos donde se encuentre agua en grandes cantidades(rios, lagos, presas, etc) 

Se formularon diversas teorías sobre la fantasmagórica desconocida, a la que el pueblo, por su perpetua aflicción, comenzó a llamar la Llorona. Se decía que era una mujer indígena, enamorada de un caballero español o criollo, con quien tuvo tres niños. Sin embargo, él no formalizó su relación: se limitaba a visitarla y evitaba casarse con ella. Tiempo después, el hombre se casó con una mujer española, pues tal enlace le resultaba más conveniente. Al enterarse, la Llorona enloqueció de dolor y ahogó a sus tres hijos en el río. Después, al ver lo que había hecho, se suicidó. Desde entonces, su fantasma pena y se la oye gritar “¡Ay, mis hijos!” (o bien, emitir un gemido mudo). Suele hallársela en el río, recorriendo el lugar donde murieron sus hijos y ella se quitó la vida.

Algunos ponen la leyenda en relación con la creencia totonaca en las Cihuateteo, mujeres muertas en el parto, a las que se consideraba diosas.

Gracias Wikipedia me evitaste la molestia de escribir Origen:  http://es.wikipedia.org/wiki/La_Llorona

La Llorona

La Llorona

 

 El soldado

En La planta (la Hidroeléctrica) existen cuartos los cuales eran usados como cuarteles para los militares que ahí apostaban en una noche de luna llena los soldados como de costumbre se encontraban limpiando sus armas cuando un soldado novato no previno que su arma estaba cargada y este al limpiar el fusil este se disparo provocándole muerte instantánea al darse el tiro directo a la cabeza.

Y desde entonces por la noche el soldado aparece continuando con su vigilancia y dispuesto a matar a cualquiera que entre a la zona que le encomendaron cuidar.

El Soldado

El Soldado

Publicada on junio 2, 2009 at 10:36 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: http://puentegrande.wordpress.com/leyendas/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: